Planeadores Submarinos

  Latest missions

    Así es por dentro un Glider

    Imagen interactivoImagen interactivo
    BATERÍAS Pueden ser de litio o alcalinas. De ellas, el glider obtiene energía para funcionar. Además, las baterías se desplazan hacia adelante y hacia atrás, dentro del glider. Si se mueven hacia adelante, ayudan al glider a sumergirse, y si se mueven hacia atrás, le ayudan a subir.
    BAHÍA DE NAVEGACIÓN Es la parte del procesador responsable del mecanismo de navegación del glider.
    PISTÓN Se llena y se vacía de agua, para que el glider se sumerja o emerja. Si se llena de agua, el glider se sumerge. Si se vacía de agua, ese espacio se queda lleno de aire y hace flotar al glider, empujándolo hacia la superficie.
    BAHÍA DE CIENCIA Es la parte del procesador responsable de los sensores científicos.

    ¿QUÉ ES UN GLIDER?

    Los gliders o planeadores submarinos son unos vehículos autónomos que están revolucionando la investigación oceanográfica actual, ya que permiten monitorizar en tiempo real el estado del mar. Los gliders están equipados con sensores para obtener información sobre parámetros físico-químicos del agua de mar. Estos aparatos son capaces de obtener información de conductividad, temperatura, profundidad, clorofila y oxígeno a través de sus sensores durante meses.

     

    UN DRON SUBMARINO TOMANDO EL PULSO AL OCÉANO EN TIEMPO REAL

    Los gliders se han convertido en los grandes aliados de los investigadores, porque su mayor ventaja es la de realizar misiones de manera autónoma durante semanas, o meses, permitiendo obtener datos de mayor resolución y en tiempo real sobre las corrientes marinas a un coste menor que las campañas en los buques oceanográficos. Es un sistema de observación que trabaja ininterrumpidamente y en condiciones extremas.

    ¿SABES CÓMO FUNCIONA EL GLIDER?

    Los gliders son vehículos autónomos que son operados de manera remota, desde el laboratorio, donde los ingenieros introducen las instrucciones de la misión (como la ruta, la profundidad o la información que debe recoger, entre otros) en el sistema operativo. Una vez que el glider está preparado se lanza al mar para iniciar su misión.

    En el agua, el glider se desplaza planeando gracias a un control sobre su flotabilidad, mediante un sistema de llenado y vaciado del pistón interior, que le permite emerger o sumergirse realizando movimientos verticales en la columna de agua. Otra de sus grandes ventajas es que pueden explorar sin necesidad de motor ni hélice, y consumen muy poca energía.

    Cada planeador submarino incorpora instrumentos para medir la temperatura, la salinidad, la concentración de oxígeno, los niveles de clorofila y turbidez del agua de mar. Los datos que recopila se envían periódicamente al centro de datos gracias a la antena que dispone. Esta antena permite que el glider reciba nuevas instrucciones en el caso que deba cambiar su rumbo.

    Al finalizar la misión se recoge el glider ya que dispone de un localizador GPS que transmite su posición constantemente.

    Descubre aquí más sobre el glider

     

     

    Infraestructura cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)